Intención constructiva

Solamente se puede romper aquello que alguna vez se construyó…, hay quienes tienen la paciencia, la habilidad, las ganas, la dedicación, el esfuerzo, la voluntad, el espíritu y el deseo permanente de construir, de dedicar la vida a escribir hojas en blanco, con aciertos, con errores, con virtudes, con defectos…, pero escribir…, encontrarse con una hoja en blanco…, con una pantalla de luz y escribir…., hacer o por lo menos tratar de hacer…

El desafío de construir es grande, hay que asumir los riesgos que esta tarea trae aparejados…

Construir requiere de mucho, lo más importante es tratar de entender a quién construye y tratar de ver los objetivos de su espíritu, y eso es algo que se nota muy fácilmente, no se necesita mucho tiempo para encontrar el alma de una persona, si se necesita tiempo para entender su mente, pero el ALMA, siempre está en los ojos….

Lamentablemente el ser humano es un cúmulo de sentimientos de poder, de celos, de envidia, de ego…, como gracias a DIOS es también un montón de amor, pasión, comprensión, generosidad paciencia…

Hay una expresión “lo que se construye con las manos luego es destruido con los pies”.

Qué triste que habiendo avanzado con esfuerzo o sencillamente con talento y buena disposición de buenas a primeras se destruya también bajo el dicho “el trabajo no cuenta y los errores se pagan”.

Cónchale! A qué precio sin considerar el alma a quien va dirigido esa intención destructiva.

Quienes mantienen contacto con niños, adolescentes deben cuidar su trato para con ellos.

La empatía es la base para poder construir una relación sana, para poder entender y responder de forma adecuada a sus demandas mientras crecen y se enfilan hacia su futuro de vida.

NUNCA ROMPAMOS LO CONSTRUIDO POR NOSOTROS O POR OTROS haciendo solo uso de nuestro costado de poder sea como padres o docentes…, simplemente rompamos si sabemos que el AMOR Y EL ESPIRITU va a construir algo mejor para todos…

Sea siempre el lema CONSTRUIR y promover la PAZ.

@DGicherman
www.dorisgicherman.com

Deja una respuesta

Dejar atrásDejar atrás

A todos nosotros la vida nos ha provocado heridas. Vivir es un riesgo y en ocasiones los demás o nosotros mismos actuamos de tal modo que acabamos por lastimarnos. La

Contacta con Nosotros